01

02

03

04

05

06

07

08

09

ONGD Solidaridad Don Bosco

Un mundo más justo y solidario es posible

Solidaridad Don Bosco somos una ONG de Desarrollo promovida por los salesianos y formada por mujeres y hombres que vivimos convencidos de que un mundo más justo y solidario es posible y necesario. Favorecemos la promoción integral de las personas y los pueblos de los países empobrecidos, especialmente de los jóvenes en situación de riesgo y exclusión social, promoviendo proyectos de capacitación e inserción socioprofesional. Impulsamos propuestas de desarrollo personal y comunitario, facilitando espacios de participación que alienten una ciudadanía activa que sea motor de cambio.

Solidaridad Don Bosco nace promovida por los salesianos como delegación en España de la Asociación Don Bosco de Kara, Togo. Fue con los chicos de la calle togoleses y los jóvenes del mercado con los que emprendimos proyectos de acogida, educación, capacitación e inserción socio-profesional, con ellos como principales protagonistas de la acción y la reflexión.

Fruto de la experiencia, Solidaridad Don Bosco asume en todas las acciones un modelo de desarrollo centrado en las personas, autosostenible, que parte de las culturas de los pueblos apostando por sus potencialidades para transformar su realidad, ya que ellos son los protagonistas de su propio desarrollo, y convencidos de que el tesoro de la humanidad está en su diversidad.

“La educación como motor de transformación social” es el título del Plan Estratégico que recoge las orientaciones fundamentales para Solidaridad Don Bosco durante los años 2017 a 2020, ambos inclusive.

ORGANIZACIÓN

Solidaridad Don Bosco cuenta con un respaldo social amplio. Son personas que día tras día participan con nosotros como voluntarios, colaboradores, socios y simpatizantes. Personas comprometidas con la misión de Solidaridad Don Bosco e indispensables para que nuestros compromisos por el cambio hacia otro mundo sean de verdad reales.

Cada año sumamos el esfuerzo de nuevos socios y colaboradores que apoyan nuestro trabajo. Un esfuerzo que nos sirve de estimulo para responder con responsabilidad a las necesidades que se nos plantean en la construcción de un mundo mejor.

De toda esta base social hay un importante número de personas que componen la Asamblea de Socios/as que aprueban el plan de trabajo y el balance de gestión, y que designa a la Junta Directiva.

La Junta Directiva orienta las líneas generales de trabajo, las prioridades estratégicas, vela por la coherencia y reflexiona sobre el marco general en el que se encuentra Solidaridad Don Bosco, su misión y valores.

El funcionamiento cotidiano de Solidaridad Don Bosco se organiza desde cuatro áreas de trabajo, que dependen directamente de la Junta Directiva y de la Secretaría Técnica de la Organización y que configura un equipo sólido y comprometido: Cooperación Internacional, Educación para el Desarrollo y Comunicación, Voluntariado y Recursos.

NUESTRO TRABAJO: COOPERACIÓN INTERNACIONAL

Estamos convencidos de que nuestro compromiso en materia de Cooperación Internacional para el Desarrollo debe estar dirigido hacia la promoción de las capacidades de los personas de los países empobrecidos y al fortalecimiento de sus instituciones. Esta perspectiva integral de nuestras acciones es la que llevamos desarrollando desde hace tiempo en nuestros proyectos y este es el itinerario que debe marcar nuestro trabajo.

NUESTRO TRABAJO: EDUCACIÓN PARA EL DESARROLLO

Creemos que actualmente el mundo se mueve desde criterios de acaparamiento de poder y de dinero, donde se premia la competitividad y el egoísmo. La obsesión por acumular más y más nos lleva a conflictos armados, destrucción del medio ambiente, explotación laboral, desplazamientos forzados, desigualdad, hambre, etc.

Ante todo esto, nos parece urgente proponer otra manera de vivir en el planeta desde otros criterios muy distintos que favorezcan un verdadero desarrollo mucho más humano y sostenible.

NUESTRO TRABAJO: VOLUNTARIADO

El voluntariado es un pilar muy importante de Solidaridad Don Bosco. Nuestro voluntariado cree firmemente en el valor de la Educación como motor de cambio de una realidad que no les gusta. Nuestra propuesta es una clara llamada a la trasformación de la realidad, al anuncio de otra forma de Ser y de Hacer y a la denuncia de la injusticia y la falta de fraternidad global. Nuestro hacer emana del sistema preventivo de Don Bosco.

Pin It on Pinterest